21/09/2020

EL DIRECTOR GENERAL DE ACOR, JOSÉ LUIS DOMÍNGUEZ, SE DIRIGE A SOCIOS Y EMPLEADOS ANTE EL COMIENZO DE LA CAMPAÑA DE REMOLACHA

Resiliencia

Capacidad para adaptarse y superar la adversidad.


Desgraciadamente, la pesadilla aún no ha terminado.

Aunque podemos imaginar cuando comenzó todo, desconocemos el final exacto de la pandemia. El papel que juguemos cada uno de nosotros será determinante para doblegar este virus que amenaza nuestro actual modelo de vida.

Todo el equipo humano de la Cooperativa hemos demostrado durante todos estos difíciles meses la capacidad para adaptarnos a una nueva forma de trabajar…y de vivir.

Los cambios de turno, los equipos de protección, la limpieza extrema, las pantallas de metacrilato, los controles de temperatura, las pruebas PCR… han formado parte de la rutina de todos nosotros para que la actividad de este sector estratégico no se detuviera. Como os he dicho en infinidad de ocasiones, sólo tengo palabras de agradecimiento para todos vosotros por dar la talla y estar siempre a la altura de las circunstancias.

El sacrificio de todos ha permitido que nuestra actividad productiva no se haya detenido ni un solo día y que hayamos parado el primer golpe de la pandemia. Sin embargo, no podemos confiarnos, no podemos bajar la guardia. De nuestro comportamiento dependen alimentos básicos para la población, pero también y no menos importante, la salud de nuestros compañeros y nuestras familias.

En la campaña azucarera que está a punto de comenzar nos jugamos el presente y el futuro de la Cooperativa. El control de la pandemia dentro de los Centros de Trabajo depende de todos y cada uno de nosotros y la Cooperativa cuenta con vuestra colaboración y responsabilidad. Por ello, recordad que todos debemos cumplir siempre con las medidas preventivas implantadas. Tenemos un gran equipo detrás trabajando de forma continua.

Me gustaría pediros un esfuerzo más para mantener a raya al coronavirus, lejos de los centros de trabajo de nuestra Cooperativa, pero sobre todo de nuestros padres, hermanos e hijos.

Todos deseamos que la verdadera normalidad esté cada vez más cerca y en estos momentos no podemos fallar después de todo lo vivido hasta ahora. Tenemos una responsabilidad con la sociedad y la vamos a seguir cumpliendo. Es momento de extremar las precauciones y de superar juntos las adversidades.

Estoy convencido de que lo lograremos.

Recuerda que si tienes cualquier síntoma, incluso leve, avisa al Servicio de RRHH de tu Centro de Trabajo y no acudas a trabajar.

Muchas gracias.

 

 

José Luis Domínguez

Director General