Las harinas son obtenidas como subproducto del proceso de extracción de aceites a partir de semillas oleginosas. En la planta de tratamiento de aceites y oleaginosas producimos harinas de dos tipos: harina de colza y harina de girasol (la harina de girasol también disponible en pellets). La comercialización de estas harinas se realiza a granel y son destinadas a la alimentación animal.