Desde el nacimiento de nuestra cooperativa hemos apostado por la conservación del medio ambiente, de tal forma que el cumplimiento de la legislación ambiental es nuestro mayor compromiso. Anualmente establecemos objetivos y metas con objeto de reducir el consumo de energía y otros productos, la minimización de residuos y la mejora de nuestros efluentes líquidos y emisiones atmosféricas.

En esta línea de actuación, nuestros centros están certificados  conforme a un Sistema de Gestión Ambiental basado en la norma ISO 14001.

Además, la fábrica azucarera se encuentra registrada en el Sistema Comunitario de Ecogestión y Ecoauditoría (EMAS).

Por otro lado, para los aceites y biodiesel con destino energético, la planta de tratamiento de aceites y oleaginosas se encuentra certificada en ISCC, un sistema líder para sostenibilidad y emisiones de gases con efecto invernadero. Con esta certificación, damos cumplimiento a los requisitos legales de sostenibilidad (Directiva sobre energías renovables de la UE) en los mercados de bioenergía así como documentamos la sostenibilidad y trazabilidad de las materias primas.