01/07/2019

ACOR ENSEÑA A LOS NIÑOS A CONSUMIR AZÚCAR DE FORMA RESPONSABLE

ACOR ha ofrecido un taller gratuito para más de 60 niños con el fin de enseñarles a consumir azúcar responsablemente. Este laboratorio ha contado con la participación de la dietista-nutricionista Naiara Carretero, cuyo objetivo ha sido que los pequeños conozcan los distintos tipos de producto, su origen y cómo tomarlos en sus hogares o fuera de ellos.

El taller ha estado enmarcado dentro de las actividades impartidas en el campamento deportivo de la C.D. Real Sociedad Hípica de Valladolid, en el que participan niños con edades comprendidas entre los 8 y los 12 años de edad. “Para nosotros esta iniciativa supone reforzar los hábitos saludables que intentamos dar cabida en el campus, no solo con la práctica deportiva, sino también con el fin de educar a los más pequeños en los hábitos de una alimentación sana y equilibrada. Además, todas las actividades que se llevan a cabo este verano son especiales, ya que celebramos el 25 aniversario de un campus pionero”, ha señalado el director del campamento, Guillermo Velasco.

Catas de  azúcar

Para Naiara Carretero, la nutricionista encargada de impartir el taller: “El encuentro busca la concienciación y la educación de los más jóvenes de la casa. El proyecto tiene una finalidad didáctica, para que los pequeños sepan cómo consumir azúcar en sus hogares, solos o con sus familias”. Además, en  esta  actividad  los  niños  han podido conocer la procedencia de este producto y los tipos  de  azúcar  que  existen.

Del campo a los lineales

Los niños han recibido in situ la visita del presidente de ACOR, Justino Medrano, quien ha insistido en que “es muy importante que se conozca el cultivo de la remolacha y su producto final, el azúcar, que procede del trabajo de los agricultores y remolacheros de Castilla y León. Algo que, sin duda, los pequeños podrán identificar cuando vean el paquete de ACOR en los lineales de los supermercados”.

La Cooperativa está estudiando la posibilidad de ampliar este taller y sus beneficios a otros ámbitos educativos y deportivos para fomentar el consumo responsable del azúcar, sobre todo, entre los más jóvenes.